Aspectos preocupantes de la Ley Nacional de Extinción de Dominio


  • : 10/3/19, 9:35 AM
  • Por: harumi.montes@urbel.mx

El pasado 09 de agosto de 2019 se emitió el decreto por el que se expide la nueva Ley Nacional de Extinción de Dominio y entró en vigor al día siguiente de su publicación, el objetivo de la actual ley es debilitar la estructura financiera del crimen organizado, sin embargo, la población general queda expuesta ante la posibilidad de que alguien haga una denuncia al ministerio público y pueda perder su patrimonio.

Pero, ¿Qué es la extinción de dominio? Es la pérdida de los derechos que tenga una persona en relación con los bienes, sin contraprestación, ni compensación alguna para su propietario ya sea porque el bien proviene de un crimen o se utiliza para cometer algún delito.

La característica que hace diferente a esta nueva ley es que permite al gobierno asegurar y vender los bienes que presuntamente fueron obtenidos mediante ilícitos o bien fueron empleados para realizar alguno de los delitos señalados en dicha ley.
Una vez asegurados puede también venderlos incluso antes de que se dicte una sentencia en juicio, es decir, sin que se haya determinado que el dueño es culpable de algún delito, la ley permite al Ministerio Público solicitar el aseguramiento y su posterior venta en subasta pública aun cuando no se compruebe el supuesto delito, si al final del proceso penal resulta que la persona es inocente y sus bienes ya fueron vendidos, no se podrán devolver, lo que se podrá devolver es una cantidad en dinero que el gabinete social del gobierno considere es lo que valían sus bienes, previo descuento de los gastos de administración y mantenimiento en que haya incurrido el gobierno durante el periodo que tuvo asegurados los bienes. Cabe hacer mención que el procedimiento tampoco contempla reparar los daños causados por la extinción de dominio ni pagar al afectado por los costos en que hubiera incurrido para su defensa.

Los delitos que hacen susceptible esta acción son los siguientes: delitos de delincuencia organizada, secuestro, hidrocarburos, conta la salud, trata de personas, corrupción, encubrimiento, delitos cometidos por servidores públicos, robo de vehículos, los cometidos con recursos de procedencia ilícita, extorción y enriquecimiento ilícito; pero recuerde que este procedimiento se lleva a cabo en un juzgado civil especializado en la materia y en paralelo al proceso penal en donde el juez de lo civil no está obligado a conocer del avance o de que al menos se compruebe la culpabilidad del delito y de su propietario para otorgar de manera anticipada la extinción de dominio.

La ley contempla que la extensión procede cuando se comete un hecho ilícito aun cuando sea por un tercero, el bien tenga un origen ilícito, el destino o uso del bien sea ilícito o bien cuando hay relación entre todos los elementos anteriores, el conocimiento que tenga el propietario del bien sobre el uso ilícito que hubiera tenido y no lo notificó a la autoridad o tampoco hizo algo para impedirlo.

En el caso de inmuebles que se van a comprar o se van a arrendar es muy importante que usted esté siempre asesorado por un profesional inmobiliario, quien le apoye en recabar los elementos suficientes de defensa ante una eventual denuncia y su posterior acción de extinción de dominio.

Este asesor inmobiliario debe documentar la buena fe de quien va a comprar un inmueble o de quien va a darlo en arrendamiento a un tercero. Es muy importante que tenga en cuenta que la facultad del ministerio público perdura hasta por 20 años y además demostrar que el propietario no tuvo conocimiento de la utilización del bien para cometer algún delito o que hizo algo para impedirlo.

La mejor defensa para evitar la extinción de dominio es acreditar la buena fe en la adquisición y el uso de los bienes, en Urbel Bienes Raíces SA de CV, te decimos como puede un propietario de un inmueble demostrar su buena fe, de acuerdo a los términos que esta nueva ley nacional de extinción de dominio señala.